Siete trucos para conseguir una hamburguesa insuperable

Hamburguesa

La Hamburguesa conmemora hoy su Día Internacional y queremos celebrarlo. Un producto universal que, fruto de la influencia yankee, ha terminado por conquistar los paladares carnívoros de todo el mundo. Embajador por excelencia de la comida fast food, ha superado con creces ese concepto y la hamburguesa gourmet sigue ganando terreno en el panorama gastronómico con propuestas cada vez más sofisticadas.

Desde el primer momento CARNIco ha apostado decididamente por este irresistible bocado de carne picada y pone a disposición de sus clientes hamburguesas elaboradas a mano en su carnicería. Bajas en grasa, son elaboradas con 100% Aguja Dos Primaveras de La Finca. Cada hamburguesa tiene un peso aproximado de 180g, un grosor ideal para que no salgan muy hechas y queden jugosas, sabrosas y con un gran sabor a carne.

Muestrario de burguers

Así mismo, comercializa la hamburguesa La Gorda de La Finca, una pieza de 220 gramos resultado de una selección de carnes maduradas de vacuno mayor, con más de 40 meses de edad con un toque ahumado, digna de los paladares más carnívoros, y con un grosor y jugosidad únicos; el pack Burguer La Virgen de La Finca, son dos hamburguesas de 140 grs. cada una. Es sencillamente carne de vacuno Joven e ingredientes naturales. Así de simple. No busques los aditivos, conservantes o colorantes en la etiqueta, porque no los tiene.

La propuesta se completa con La Madura, elaborada con una selección de carnes maduradas de vacuno mayor de más de 40 meses de edad con un toque ahumado, que satisfará a los #meatlovers y a los foodies más exigentes. No dejes de probarlas, porque lo informal puede ser muy especial y siempre hay un momento en que el apetece sucumbir a la tentación y dejarse seducir por esta exquisitez.

La gorda

El toque maestro

Con motivo del Día Internacional de la Hamburguesa Jaime Sánchez, el asesor gastronómico de La Finca de Jiménez Barbero, nos aporta una serie de trucos para conseguir una burguer insuperable. Eso sí, partiendo de que la carne y el pan son la base de este plato y que en cuestión de aderezo no hay que excederse con la salsa para que realce el sabor de la carne y no la opaque.
Para lograr un pan perfecto sugiere utilizar un pan de brioche, cortarlo a la mitad y marcar en una plancha, sartén o tostador a fuego suave, por la cara interior. “Esto nos va a dar una capa crujiente pero además va a calentar la mantequilla del brioche y va a hacer que sea más aromático y más tierno”, asegura.

Burguer recién elaborada.

A la hora de elaborar la hamburguesa de CARNIco que se ajuste a nuestro gusto, lo mejor es pincelar con un poco de aceite la plancha (en la barbacoa no sería necesario ese aporte graso), y una vez bien caliente dejar la hamburguesa quieta todo el tiempo para que la costra que se forme sea lo más uniforme posible para mantener el interior jugoso, y darle la vuelta solo una vez. Si se opta por ponerle queso, es el momento de colocar la loncha sobre la parte ya marcada para que la lámina se funda mientras la hamburguesa de cocina por el otro lado.

El tiempo va a depender del punto en que nos guste la carne y del grosor de la hamburguesa, pero para la burguer CARNIco de 180 gramos, lo ideal es hacerlo dos minutos por cada lado.
Para conseguir una lechuga crujiente lo mejor es limpiarla bien, lavarla, sacar las hojas y mantenerlas en agua con hielo unos 10 minutos. “Así estará lo más crujiente posible y hará el mejor contraste”, afirma Jaime.

Aspecto a una hamburguesa hecha en su punto.

Y si queremos darle un poco de “alegría”, el asesor gastronómico recomienda incorporar al kétchup un poco de salsa de ají rocoto o un chile chipotle, “algo que tenga un puntito exótico y le dé un punto picante, que realza la hamburguesa”. También podemos añadir algún alcohol, como un jerez, o una manzanilla, “simplemente lo que es una gotita para aromatizar y levantar un poco el sabor” o algunas especias como orégano, comino, curry… “que realzarían mucho el resultado.

Para terminar, si optamos por hacer la típica salsa burguer propone partir de una mayonesa y añadirle un poco de kétchup y pepinillos encurtidos: “Esto lo trituramos bien y vamos a obtener la típica y sabrosa salsa burguer”.

Las posibilidades y combinaciones a la hora de elaborar una hamburguesa son prácticamente infinitas en función de la elección de la carne (sin olvidar crecientes opciones vegetarianas), el pan y el resto de ingredientes y complementos. 100% customizable cada persona tiene su hamburguesa ideal. Como muestra, desde CARNIco ya os ofrecimos una original receta con el punto refrescante y exótico que aporta el zumo de lima y cilantro y la crema de ají amarillo.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Acepto la Política de Privacidad de CARNIco *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CARNIco Newsletter

Suscríbete para recibir las novedades y ofertas semanales.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Más info en Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar